Social Icons

google plus Canal en YouTube

12 de mayo de 2012

¿Enfermera? ¿Por qué, por qué, por qué?

No, no me he vuelto fan de los métodos (o malos modos) de Mourinho. Más bien intentaré responder a una pregunta que yo misma me hago algunas veces.

Hoy se celebra el El Día Internacional de la Enfermería y este año el lema es Resolver la desigualdad: de las pruebas a la acción. En el enlace anterior tenéis toda la información sobre dicho lema, en esta entrada voy a hablar de otra cosa.

Para algunos es obvio, ya lo sé, pero lo voy a escribir... Soy enfermera. Pero, además de porque he estudiado enfermería, tengo un diploma en el que dice que lo soy, bla, bla, bla..., ¿por qué sé que soy enfermera? Por pequeños detalles que para otros quizás no tengan importancia, pero para algunos enfermeros pueden significar algo.

[323/365] Nurse in Training

Sé que soy enfermera... 
  • Porque algunas personas me han confesado cosas que ni a su "párroco de cabecera"... Y me han llegado al alma.
  • Porque he hecho curas interminables en camas que no levantaban ni un palmo del suelo (mi espalda me lo recuerda de vez en cuando).
  • Porque mi maletín lleva más kilómetros encima que el famoso baúl de "La Piquer."
  • Porque he sacado sangre casi a oscuras, a la luz de una linterna o (y como si de una extracción romántica se tratase) a la luz de una vela.
  • Porque he cuidado a personas al nacer, al vivir y al morir.
  • Porque he recorrido plantas de hospitales y consultas en centros de salud y todavía no sé dónde voy.
  • Porque (uno típico) cuando los demás dormían, yo trabajaba, o cuando los demás estaban de fiesta, yo trabajaba, o cuando los demás trabajaban... yo dormía.
  • Porque he conocido a gente increíble y he visitado más domicilios que los vendedores de enciclopedias de las películas.
  • Porque con una mano sujetaba unas gasas mientras que con la otra preparaba un suero.
  • Porque, como decía Chema el otro día "un enfermero con esparadrapo es mejor que McGiver"
  • Porque, y como dice mi canción, a pesar de todo sigo aquí...

Hoy, por estas cosas (entre otras muchas) puedo decir que soy enfermera.


Feliz día de la Enfermería para todos mis compañeros enfermeros y para todos aquellos que cuentan con nosotros.



6 de mayo de 2012

Oh là là l'amour

Después de un año escribiendo casi todos los domingos pildoritas culturales me doy cuenta de que he hablado de muchas cosas (secretos, comidas, mentiras, soledades, ciudades...) pero hay un tema que como tal todavía no ha sido protagonista absoluto un domingo. Hasta hoy. Quizás (casi seguro) que una sea más práctica que romántica tenga algo que ver pero, y como ya imaginaréis por el título del post, hoy toca hablar de amor.



La película. Porque es una película romántica que me gusta, porque además de amor tiene momentos divertidos, por su banda sonora y porque transcurre en Londres, la película de hoy es Notting hill.


El libro. Yo no le he leído, pero alguien de total confianza acaba de leerlo y le ha gustado, y como hoy la cosa va de amor y este libro también, pues aquí está. Se trata de Perdona si te llamo amor, de Federico Moccia.

 

La canción. Porque es una canción preciosa y porque las canciones de Malú me han acompañado desde hace mucho, la elegida de hoy es Háblame. Sólo hay que escuchar la letra para saber por qué.


Y después de haber tenido aquí el momento pasteloso del mes sólo me queda desearos a todos feliz domingo.



4 de mayo de 2012

El lavado de manos que se pudo cargar una película

Mañana 5 de mayo, el lavado de manos vuelve a ser el protagonista del día mundial de... (mal hecho porque en nuestro entorno y en muchos otros, la higiene de manos debería estar presente todos los días y a todas horas). Pero a lo que iba, mañana se intenta promover la higiene de manos mediante una campaña mundial bajo el lema Salve vidas: límpiese las manos.




Nos cuenta la OMS: Cada año se producen en todo el mundo millones de casos de infecciones relacionadas con la atención sanitaria (IRAS) [...] Estudios recientes, algunos de ellos de la OMS, destacan que los países en desarrollo son los más afectados. La mayoría de las IRAS pueden prevenirse con una buena higiene de las manos por parte de los profesionales sanitarios, es decir, con una limpieza de las manos hecha de forma correcta y en los momentos adecuados.

Pero, a pesar de tener suma importancia, de ser fácil de llevar a cabo y muy económico es necesario seguir recordando todos los días 5 de mayo que el lavado de manos es fundamental para la seguridad del paciente. ¿Qué más necesitamos los profesionales para convertirlo en algo rutinario?

En la misma página de la OMS encontramos materiales y documentos sobre el lavado de manos, y en la web de seguridad del paciente también pero me gustaría destacar especialmente este Juego de simulación sobre higiene de manos del Observatorio para la Seguridad del Paciente de la Junta de Andalucía. Os recomiendo que lo probéis, veréis la cantidad de cosas que podemos mejorar en nuestro día a día.

En lugar de terminar con algún vídeo sobre el lavado de manos (que hay muchos y muy buenos) y para que el título del post tenga sentido falta la película, una película que no habría sido tal si alguien hubiera llevado a cabo una correcta higiene de manos, casi nada... ¿Adivináis cuál es?


Aunque sea una película y no sea en un hospital sino en un restaurante, ¿cuántas muertes se hubieran evitado si el cocinero se hubiera lavado bien la manos? Ya sé que el vídeo anterior es ficción y que en el cine todo es posible, pero por desgracia en la vida real las infecciones no desaparecen al encender las luces y salir de la sala. Haz que el lavado de manos sea el protagonista absoluto en tu día a día.


2 de mayo de 2012

Uso adecuado de los servicios sanitarios

Aunque el mal uso de los servicios sanitarios repercute de forma negativa en todos, usuarios y sanitarios, y en épocas difíciles como la que atravesamos ahora todavía más, mezclar políticos, políticas sanitarias y mal uso del sistema sanitario es un cóctel demasiado fuerte para mí, una simple enfermera en atención primaria que sólo escribe lo que se le ocurre en un blog. Pero la educación sanitaria sí es lo mío, recordar algunas cosas nunca viene mal aunque el ministerio lo haya intentado ya (¿sin mucho éxito?) y quizás a algunos no les guste leerlo.

En la campaña del ministerio sobre el uso adecuado de servicios sanitarios antes enlazada se hace mención, como no podía ser de otra forma, a la atención primaria y podemos leer, entre otras cosas: 

"Recuerda que si puedes desplazarte al centro de salud no debes solicitar atención domiciliaria. Piensa que cada vez que el médico va a tu casa, pierde en el camino un tiempo precioso que podría estar dedicando a otros pacientes".

¿No tener coche es motivo para solicitar atención domiciliaria? ¿Una ambulancia es un taxi gratuito? ¿Tienen el mismo valor como avisos domiciliarios un niño de 19 años con fiebre "al que no le apetece salir a la calle ahora" que un anciano inmovilizado con varias patologías que "se encuentra algo peor de su fatiga"? Una persona que no puede desplazarse al centro de salud tampoco puede desplazarse, por ejemplo, a la peluquería. Ir a un domicilio a administrar una medicación inyectable a un "inmovilizado" y no poder hacerlo porque has ido antes de lo esperado y está en la peluquería no es el argumento de una película de Almodóvar, está basado en hechos reales...

Antes de dejar la atención primaria no me quisiera olvidar de los ausentes, personas que piden cita pero que luego no acuden a la consulta. Por supuesto hay ausencias justificadas, pero también hay verdaderos expertos en el tema que, dado el tiempo de espera de las citas, ocupan un hueco todas las semanas "por si acaso". No me extiendo más en este tema porque otros blogs han tratado muy acertadamente el tema. Os recomiendo la lectura de El efecto "no está..." y sus consecuencias  y ¿El olvidadizo debe pagar? y sus comentarios.

Todo ello conlleva retrasos en la hora de atención, malestar en pacientes y profesionales y en resumen, empeoramiento de la asistencia sanitaria.

Y en la mencionada campaña de concienciación también se trata la atención hospitalaria y los problemas que ocasiona un mal uso de la misma. Ejemplos de este uso inadecuado también los hay, y en los servicios de urgencias más. Personalmente no tengo vivencias tan recientes como las de primaria pero todos conocemos el clásico "no me dan cita hasta dentro de tres días, me voy a urgencias, adelanto tiempo y ya de paso salgo con la analítica y la radiografía de turno." A lo mejor su médico no tiene huecos libres porque otras personas los ocupan y luego no acuden a las citas... 

Las verdades duelen pero tirar balones fuera y gritar "tonto el último" lo sabemos hacer todos. Aquí ya se han tratado cosas que hacemos mal "los que mandan" y los que trabajamos en el sistema sanitario. Hoy tocaba buscar  una tercera pata al gato y... errores cometemos todos.



Ésto nos afecta a todos. Ahora más que nunca seamos responsables, tengamos sentido común y hagamos buen uso de los sistemas sanitarios. La sanidad no es gratis.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...