Social Icons

google plus Canal en YouTube

Featured Posts

-

24 de junio de 2015

Guía informativa para personas cuidadoras

Cuidar a un familiar dependiente requiere grandes dosis de paciencia, tiempo y compromiso que se suplen con amor, voluntad y entrega, pero es una tarea difícil y agotadora. No solo a nivel físico, también a nivel psicológico. Por ello no solo tenemos que centrar nuestros cuidados en el paciente, también debemos hacerlo en su cuidador. 

Hace ya más de 3 años y a raíz de una consulta por parte de una paciente, se publicaron en este blog una serie de recomendaciones para el cuidador de una persona dependiente. Uno de los recursos compartidos en esta entrada era la Guía informativa para personas cuidadoras de la Escuela de Pacientes. Una guía con la información necesaria para aprender a cuidarse y a cuidar a la que hoy quiero dedicar más tiempo.


En ella podemos encontrar: 

1. Consejos para cuidar mejor, hablando sobre:
  • Respeto y dignidad.
  • Autonomía y autocuidado.
  • Alimentación.
  • Higiene.
  • Movilidad.
  • Úlceras por presión. 
  • Eliminación: incontinencia urinaria, estreñimiento y diarrea.
  • Medicación.
  • Sueño e insomnio. 
  • Cuidados respiratorios. 
  • Control de las infecciones.
  • Comunicación y relación. 
  • Problemas de conducta y situaciones de crisis. 
  • Orientaciones dentro del sistema sanitario.
  • Identificación de profesionales y dudas en la consulta.
  • Seguridad en el hogar y prevención de caídas. 
2. Consejos para cuidarse
  • Cuidar es ayudar.
  • Autoestima. 
  • Asertividad. 
  • Familia y vida social
  • Gestionar sentimientos.
  • La escucha activa y la empatía.
  • Relajación. 
  • Cuide su cuerpo.
3. Otros recursos, con más información y otras guías, libros, páginas web y documentos online para cuidadores.

En resumen, una guía muy completa para recomendar y cuidar a los que cuidan que podéis descargar directamente desde este enlace.

Podéis encontrar más información para cuidar al cuidador en estas publicaciones: 
  1. Escuela de pacientes de la Junta de Andalucía.
  2. Cuidadoras crónicos,  programa de apoyo 2.0 recién descubierto dirigido a cuidadoras no profesionales de pacientes crónicos.
  3. Después del diagnóstico: una guía para los pacientes con cáncer y sus familias.
  4. Guía para el paciente portador de marcapasos (y para su familia).
  5. Vídeos para pacientes y cuidadores del Departamento de Sanidad, Bienestar Social y Familia del Gobierno de Aragón.
  6. Consejos para cuidadores de pacientes con Alzheimer
  7. Cómo administrar una heparina subcutánea en casa.
  8. Información sobre ostomías para pacientes y familiares.
  9. Guía para personas cuidadoras de pacientes al final de su vida de la Consejería de Sanidad de Cantabria.
  10. Recomendaciones para el cuidador de una persona dependiente.
Poco a poco y con el tiempo, seguiré añadiendo más, organizándolas de forma más adecuada hasta completar una pestaña en el blog dedicada exclusivamente a los Cuidadores.


22 de junio de 2015

No hacer por hacer. Recomendaciones "No hacer" (2ª parte)

Este mes de junio, el Grupo de Trabajo de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria para el proyecto Recomendaciones "No hacer", ha elaborado y publicado una segunda parte del documento con la idea de disminuir aún más las intervenciones innecesarias, aquellas que no han demostrado eficacia, tienen escasa o dudosa efectividad, o no son coste-efectivas.


Estas 15 nuevas recomendaciones son: 
  1. No realizar tratamiento intensivo de la glucemia en ancianos diabéticos, los objetivos de control deben ser más moderados en esta población.
  2. No pautar corticoides orales más de 7-10 días en pacientes con exacerbación de enfermedad pulmonar obstructiva crónica, en este caso no es necesaria la pauta descendente.
  3. No prescribir de manera sistemática heparinas de bajo peso molecular para la prevención de la trombosis venosa profunda en pacientes con traumatismo de extremidades inferiores que no precisen intervención quirúrgica y no requieran inmovilización.
  4. No realizar citologías de cribado anualmente.
  5. No solicitar pruebas de imagen para la cefalea sin complicaciones.  
  6. No realizar radiografías de senos para el diagnóstico de una probable rinosinusitis bacteriana aguda.
  7. No prescribir bifosfonatos en pacientes con bajo riesgo de fractura.
  8. No interrumpir los dicumarínicos de forma sistemática en pacientes que vayan a ser sometidos a procedimientos diagnósticos o terapéuticos poco invasivos.
  9. No pautar paracetamol en dosis de 1 g de forma sistemática. La dosis de 650 mg es más segura e igual de eficaz.
  10. No tratar con fármacos la hiperuricemia asintomática (sin gota) salvo que las cifras sean muy elevadas (a partir de 13 mg/dl en varones, y 10 mg/dl en mujeres) o en tratamientos oncológicos.
  11. No prescribir un nuevo medicamento en el paciente anciano sin haber revisado los tratamientos que ya tiene pautados.
  12. No realizar chequeos (revisiones en salud) sistemáticos a personas asintomáticas.
  13. No realizar de forma sistemática radiografías de pie y tobillo ante esguinces.
  14. No descartar un síndrome coronario agudo por el hecho de presentar un electrocardiograma normal o anodino realizado fuera del episodio de dolor torácico.  
  15. En prevención primaria cardiovascular no tratar con fármacos hipolipemiantes sin calcular el riesgo cardiovascular global, excepto en pacientes con hiperlipemias familiares o hereditarias.
En el enlace anterior podéis encontrar la justificación y bibliografía utilizada para publicar estas 15 nuevas recomendaciones. Y en este enlace podéis encontrar las 15 primeras Recomendaciones "No hacer" publicadas en junio de 2014. 





12 de junio de 2015

La piel perdona, pero no olvida. Solo tienes una, ¡cuídala!

Hace unas semanas, Amalia Ruiz, enfermera del servicio de Dermatología del Hospital de Alcázar de San Juan, nos presentó en una sesión clínica, las charlas que están impartiendo desde su servicio para concienciar a la población sobre los efectos nocivos del sol en la piel. Aprovechando los conocimientos que compartió con nosotros y que mañana se conmemora el Día Europeo para la prevención del cáncer de piel participamos en esta educación sanitaria a la población recordando algunos recursos y consejos para aprender a proteger tu piel. 

Todos estamos expuestos al sol. No sirve la excusa de que tú no tomas el sol, ni vas a la playa ni a la piscina. Si trabajas al aire libre (a la mayoría de agricultores o albañiles de nuestras consultas no les gusta tumbarse al sol, pero rayos solares reciben más que nadie...) o sales a pasear con la bici o a llevar a los nietos al parque también estás expuesto.  

En el año 2012, The New England Journal of Medicine publicó este artículo al que acompañaba una imagen impactante. En ella podemos ver el efecto devastador que las radiaciones solares ocasionan a nuestra piel.

Este señor fue camionero durante 28 años y el lado izquierdo de su cara estuvo expuesto todo ese tiempo a los rayos de sol que atravesaban la ventanilla de su camión, ocasionando el fotoenvejecimiento que vemos en la imagen (amplíala aquí).

Pero las arrugas, manchas o envejecimiento de la piel no es el peor legado que puede dejarnos el sol tras una exposición prolongada y sin protección. El melanoma es un tipo de cáncer piel, un tumor maligno que afecta a los melanocitos (células responsables del color de tu piel y de tu pelo) cuya incidencia ha ido en aumento en los últimos años. Como describe en su blog Dermapíxel (que nunca me cansaré de recomendar) la dermatóloga Rosa Taberner, el melanoma es el lobo feroz de la dermatología o el lobo con piel de cordero que nos decía Amalia en su charla.

El melanoma puede surgir espontáneamente o sobre un lunar que cambia de aspecto. Todos tenemos manchas en la piel y lunares; es importante conocerlos y revisarlos para detectar cambios. En la página Euromelanoma nos recuerdan los signos ABCDE del melanoma y nos dan las claves para saber:

- Cuáles son los principales tipos de cáncer de piel.

Para compartir con nuestros pacientes nos pueden resultar especialmente útiles los signos ABCDE del melanoma y el tríptico con toda la información actualizada y en castellano.

Llega el buen tiempo y no pretendemos asustarte ni dar miedo. Solo queremos que disfrutes del sol con sentido común. Recuerda:
  • Protégete del sol. Evita la exposición en las horas centrales del día, usa gafas de sol y aplícate correctamente un protector solar de protección elevada, renovándolo cada 2 horas y después de cada chapuzón. En este vídeo, Thomas Leveritt nos muestra a través de una lámpara ultravioleta los daños invisibles que nos causa el sol y cómo nos protegen las cremas solares.
  • Protege a los niños con gorra, camiseta y gafas de sol. Los bebés no deben exponerse al sol.
  • Evita las cabinas de rayos UVA. Si eres especialmente sensible no veas esta imagen que Tawny Willoughby compartió mostrando los efectos que ella sufrió tras una exposición irresponsable.
  • Examina tu piel, conoce tus lunares y revísalos periódicamente para detectar cambios. 
  • Conoce los signos ABCDE del melanoma.
La piel perdona, pero no olvida. Y solo tienes una. ¡Cuídala!





Referencias consultadas:
  • Unilateral Dermatoheliosis. Jennifer R.S. Gordon, M.D., and Joaquin C. Brieva, M.D. N Engl J Med 2012; 366:e25April 19, 2012DOI: 10.1056/NEJMicm1104059 The New England Journal of Medicine. 
  • Vigila tu piel. Amalia Ruiz Toril, enfermera del servicio de Dermatología del Hospital Mancha Centro de Alcázar de San Juan. 
  • Melanoma: el lobo feroz de la Dermatología. Publicado por Rosa Taberner en Dermapíxel el 13 de junio de 2012.
  • Campaña del Euromelanoma de la Academia Española de Dermatología y Venereología.
  • "How the sun sees you". Vídeo en YouTube de Thomas Leveritt.
  • Fotos de Tawny Willoughby en Facebook.
  • [Spanish] Dear 16-year-old Me / Querida yo a los dieciséis.  Vídeo en YouTube de The David Cornfield Melanoma Fund.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...